seguridad riesgos evento


Uno de los aspectos que no podés pasar por alto si sos el organizador de un evento, es el de la seguridad prevista para todos los participantes durante el tiempo que se realice el encuentro. Es importante que en la etapa del pre-evento prestes atención y asignes una parte de tu presupuesto a prevenir posibles riesgos a los que se exponen (proveedores, patrocinadores, personal, oradores, y público en general) por el sólo hecho de asistir a esta actividad especial.

Previamente deberías analizar e identificar esos posibles riesgos y de esta manera tomar las precauciones necesarias para disminuir la probabilidad de que sucedan o, en caso que pasen, poder manejarlo de la forma más correcta posible. Si el daño que se puede causar es enorme, te recomendamos contar con un seguro, ya que en el ámbito del evento los organizadores son los responsables de mantener la seguridad y bienestar de todos los participantes, evitando que ellos estén sujetos a cualquier inconveniente.

Algunas cuestiones para tener en cuenta a la hora de analizar los posibles riesgos:

  • el clima o algún hecho natural que afecte la integridad de las personas durante el evento. Esto lo tendrás en cuenta si afecta al evento, como por ejemplo si haces una actividad al aire libre, es mejor prever un plan b en caso de lluvia que sin planearlo, debas suspender la actividad
  • que exista algún acto con una ideología contraria al evento que estás realizando, como una protesta o manifestación. Esto seguramente va a depender de la temática y del alcance del evento
  • intoxicación con la comida que los asistentes puedan consumir durante el evento (por encontrarse en mal estado al no respetar la cadena de frío por ejemplo). La comida es un aspecto fundamental que los asistentes tendrán en cuenta a la hora de evaluar tu evento, y además, esto debes tenerlo bien presente para no ocasionar daños a los participantes.
  • fallas eléctricas o riesgos en las instalaciones y equipamientos, o por ejemplo tropezones por cables que traspasan los pasillos y la gente se los lleva por delante.
  • posibles robos o hurtos en el ámbito del evento.
  • si vas a trasladar gente, posibles accidentes de tránsito.

Como verás en la lista, existen riesgos que podés controlar y otros que no, pero una vez analizados deberás elegir qué harás si alguna de estas situaciones te sucede.

En relación a lo que implica seguridad de los objetos y las personas en el participantes, aprovechando a llevarse cosas que no les pertenecen. Uno de los motivos por los que se utlizan identificaciones entre los acreditados es para que la seguridad identifique rápidamente a quienes se encuentran merodeando en el evento sin haber “sido invitados”.

Para otros casos, lo que debes tener en cuenta para evitar grandes dolores de cabeza y pérdidas ecónomicas, es la contratación de un seguro global y personal médico de emergencia (tener una ambulancia en la puerta del evento) para cualquier eventualidad.

Todo esto te ayudará también a estar preparado para manejar las posibles contingencias que puedan presentarse, por este motivo, insistimos en que destines una parte del presupuesto a este tema ya que es tan o más importante para garantizar el éxito del evento.